Resguardo Escopetera y Pirza

El resguardo Escopetera Pirza fue un territorio que surgió de la compra de las comunidades indígenas a la española Catalina Gamonares en 1759 para que fuera un territorio colectivo. Así se mantuvo, sin reparto en propiedad privada, hasta la década de los 50s del pasado siglo cuando fue disuelto por el Estado colombiano. Solo hasta el año 2003 el Instituto Colombiano de Reforma Agraria –INCORA- reconoció las demandas por la propiedad colectiva del territorio de las comunidades indígenas, titulando una porción del Territorio Ancestral, sin que a la fecha haya saneamiento territorial.

La economía se basa principalmente en la agricultura, especialmente de caña, café y cultivos de pan coger, minería artesanal, pesca y pequeño comercio informal. Escopetera Pirza se encuentra ubicado en los departamentos de Caldas y Risaralda, entre los municipios de Riosucio y Quinchía respectivamente, y tiene una extensión territorial de 5.000 hectáreas. Tiene una población de 8.762 indígenas Embera Chamí, organizados en 28 comunidades:

En Riosucio: El playón, Megial, Langarero, Trujillo, Florencia, Agua Bonita, Jagüero, El Carmelo, Alto Bonito, Quimbaya, San José, Pirza, El Olvido, San Antonio, El centro poblado de Bonafont, Claret, Juan Díaz y Buenos Aires.

En Quinchía: El Tabor, El Higo, La Floresta, Moreta, El Guayabo, Sardinero, Sausaguá, Risaraldita, Jinebra y Agua Salada.

Es importante señalar que, a raíz de la negativa de la Corte Constitucional de amparar el derecho fundamental a la Consulta Previa sobre el desarrollo del proyecto de infraestructura vial “Conexión Pacífico 3” realizado  por la sociedad Pacífico Tres S.A.S  el tramo 4 (Irra – La Felisa) afecto el territorio del resguardo y provoco la desaparición de las Comunidades de Langarero y el Playón,  actualmente se encuentran en riesgo Jagüero y Trujillo