Resguardo Escopetera y Pirza

Ocupa el territorio ancestral del pueblo Pirza, el que fue trasladado para la Vega de Supía en 1627 por Lesmes de Espinosa y Saravia, quien a su vez le entregó el territorio Pirza  los españoles. En 1759 los indígenas del pueblo de La Montaña compraron los terrenos de Pirza a la española Catalina Gamonares y los incorporaron a su resguardo, del que se separó en 1913. Aproximadamente en 1953 deja de funcionar como terreno comunitario, aunque sin saber que había sido disuelto legalmente. El INCORA constituyó el resguardo nuevo mediante Resolución 005 de 10 de abril de 2003.

 

 

Se encuentra en jurisdicción de los municipios de Riosucio, Caldas y Quinchía, Risaralda.

Esta conformado por 28 comunidades, distribuidas en un territorio de 7000 hectáreas.

Población asciende a 9.005 personas.