1er Encuentro de economías propias de los pueblos indígenas de Colombia

Sin la presencia del Ministerio del Interior no avanzará el Plan Integral de Reparación de víctimas
9 Septiembre, 2021
Alerta, multinacionales insisten en legalizar los trámites con el gobierno nacional en Supía
14 Septiembre, 2021

Las economías propias han sido una de la formas de resistir de los pueblos indígenas de Colombia desde años inmemoriales y ha sido la forma de fortalecer los procesos de intercambio de productos y dar a conocer el conocimiento único que tienen.

En el municipio de Riosucio se realizó el día de hoy 11 de septiembre el primer encuentro de economías propias  entre grupos organizados de las comunidades indígenas del municipio de Corinto, Cauca, y del municipio de Riosucio, filiales al CRIDEC, donde se intercambiaron experiencias de producción de alimentos, bebidas, productos medicinales, elaborados y comercializados por comuneros de los territorios indígenas.

Es de resaltar la excelente participación y aceptación de los productos por parte de propios y foráneos que apoyan el trabajo de nuestros hermanos indígenas, que desde su saber ancestral han alimentado a sus familias pero también alimentan al resto de ciudadanos de este país.

Estos encuentros buscan fortalecer los lazos de unidad entre los pueblos indígenas y enfrentar las problemáticas que están aquejando a los territorios como es la presencia de multinacionales  que con sus monocultivos  ponen en jaque su seguridad y soberanía alimentaria, la presencia de autoridades, guardias indígenas, mujeres y jóvenes indígenas que le apuestan a la creación de empresa dando a conocer sus productos como forma de resistir y pervivir en sus territorios.

El balance de este primer encuentro es positivo para los territorios indígenas que participaron, ya que se logró intercambiar, vender la gran mayoría de productos que se  ofrecieron en los diferentes stand, quedando este como  el inicio de grandes encuentros que se tendrán más adelante en otras partes del país.

Desde el CRIDEC se agradece y valora a los hermanos indígenas del municipio de Corinto, al igual que los resguardos indígenas de Riosucio, por compartir sus experiencias tan significativas y apoyar a que cada día más la unidad entre pueblos indígenas se fortalezca y se pueda seguir hablando de unidad, territorio, cultura y autonomía.